martes, 30 de marzo de 2010

El Trilok


Dionisio Mayor me ha conseguido el “Trilok”, un libro de poemas que los levantinos se vienen transmitiendo desde tiempos inmemoriales. Es un tratado de meditación que sirve para cualquier hora del día. De pronto, en medio de las actividades cotidianas, saco de algún rincón un papelito con un poema y lo leo como si fuera la primera vez. Hoy llevo éste conmigo:

Tú eres Dios, yo soy Dios;
uno en el otro
moramos y nos vemos,
si es que somos
capaces de quedarnos
sin pensar.
Lo visible revela lo invisible,
tal como el ruido
muere en el silencio.
La idea que no puede
ser pensada
te hace latir el corazón.
Recuerda:
tú eres Dios, yo soy Dios;
uno en el otro.


------------------------------------------------------

Extraído del libro "Los Levantinos", de Furia del Lago - Editorial Ananda
———-

16 comentarios:

  1. Es una maravilla, es un texto con mucha fuerza.
    Pues... un Dios te da las gracias ...
    Muchos besos, Sina

    ResponderEliminar
  2. Furia:
    Gracias por este diamante, cada una de sus facetas me revela el Todo, me lo llevo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que frase contundente!! Yo soy Dios, tú eres Dios. Es la base del amor entre los seres humanos, del respeto y la interrelación en armonía y en paz. Es mi deseo que este sentimiento se interiorice para hacer de éste un mundo mejor.
    Gracias Furia

    ResponderEliminar
  4. "uno en el otro" lo llames dios o lo llames nada. Todo se vacía en esto que es. Gracias a Dios.

    ResponderEliminar
  5. Bien concentrado, querida Furia, como las buenas esencias... una joya...

    Qué más decir?... si "el ruido muere en el silencio"...

    Gracias, amiga

    ResponderEliminar
  6. Me lo quedo , como dicen los niños

    Y me quedo sin pensar amiga mia, vacía y llena de de El

    hermoso y profundo poema , lo recordaré ...
    "uno en el otro" no pienso y mi corazón se acelera

    Gracias querida Furia por este regalo

    ResponderEliminar
  7. Si vos SOS Dios y yo SOY Dios entonces mi fe es ser lo que tu quieras .

    ResponderEliminar
  8. Hola, Furia. ¿Qué son los levantinos?

    ResponderEliminar
  9. Buena descripción, Delia. Que sea entonces para vos ese diamante. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  10. Que tus deseos se cumplan, Paula. Es lo que tanto nos mueve, por cierto.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Anónimo. Aquí estamos, conociéndonos, gracias a Dios.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Joy. Gracias por tu visita. Un abrazo de silencio...

    ResponderEliminar
  13. Pues te lo quedas, niña. Eres una diosa de la inocencia, Arianna. Gracias por tu forma de ser y por haber visitado este jardín.

    ResponderEliminar
  14. Hola, Nanako... Que se haga Su voluntad, en nosotros y con nosotros, como siempre. Un besoto

    ResponderEliminar
  15. Hola, Oso. Los Levantinos no son un grupo homogéneo, ni una corriente espiritual fácilmente identificable. Algunos han descubierto que en los parajes más dispares y las épocas más disperas hay gente que predica una cualidad esencial del ser humano. Para poner en palabras la médula de esa condición, ellos utilizan esta frase: "Tú eres Dios y yo soy Dios".
    Se ha encontrado gente como los sufíes, por ejemplo, que se veían embarcados en esa tendencia. Allah al Mansur fue condenado a muerte por haber dicho en la plaza pública: "Yo soy Dios". O muchos hindúes, desde épocas remotas a nuestros días. Se piensa que el Maestro Eckhart era un levantino, lo mismo que Angelus Silesius. En fin. El nombre de "levantinos" proviene de la costa mediterránea española (Valencia, Alicante, Tarragona, etc.), porque allí se detectaron grupos que organizaron algún tipo de conocimiento, como este "Trilok", un libro de oraciones escrito en verso, que algunos catalanes trajeron a América.
    Mucho de todo esto está descripto en "Los Levantinos" y "El Rastro de Los Levantinos", pero sólo hemos publicado aquí en el blog algunos trozos, porque sus capítulos son muy extensos. Este fragmento del Trilok, por ejemplo, es una parte mínima de un capítulo muy extenso. Ya veremos si con este recurso, de publicar así, en fragmentos, podemos dar a conocer otras reliquias como ésta. Gracias por tu visita. Un abrazo.

    ResponderEliminar