lunes, 1 de marzo de 2010

El rostro del misterio


La presencia es el rostro del misterio
que en tu cuerpo palpita y, sin medida
ni pensamiento, elude el cautiverio
de esta definición empedernida.



Es lo que no se puede conocer
aunque se esté ya mismo revelando,
porque sólo el misterio puede ver
lo que el misterio nos está mostrando.



Lo que conozco es sólo este navío
de palabras que siguen la corriente
porque al fin están hechas de este río.



Esto que aquí se fuga es permanente.
La presencia no puede comprender
esta presencia que se deja ver.

------------------------------------------------------------------


Extraído del libro "El Viejo Truco de la Novedad" de Vita Preziosa - Editorial Ananda

1 comentario:

  1. Qué tan bien puedes expresar este rostro esquivo del misterio.
    Conmovedor poema. Un beso

    ResponderEliminar