sábado, 17 de julio de 2010

El infinito no tiene cáscara



Tanto si lo que has hecho es algo que consideras bueno como malo, eres absuelto por el amor de la vida que se derrama en la vida. Esto es así porque tus hechos son tan ilusorios como tú.


Escucha cómo, sencillamente, las gotas de lluvia del lenguaje están cayendo en el océano del silencio.

Sólo el amor puede ver a la ilusión desintegrarse en la ilusión.


Inesperada para sí misma, persona que no es persona, libertad disfrazada de humana.


¿Cuáles son las reglas de la libertad?



El infinito sigue trabajando
debajo de los rulos del poema
y de la sensación de estar viajando
hasta la solución de algún teorema.


Trabaja sin cesar y sin hacer
ni el más mínimo esfuerzo. Simplemente
deja que del morir brote nacer
y viceversa, porque el bivalente


transcurso del momento no ha salido
de la meta jamás. Todo se vierte
sin pausa en todo y éste es su vestido:


el perpetuo fluir que se convierte
en un momento siempre diferente
pero igual a sí mismo y permanente.

Vita Preziosa




Ya los antiguos han escrito, en el libro de la intemperie, que la libertad no puede ser personal porque, sencillamente, no existe forma que pueda contenerla. Por eso es que, en rigor, no existe ninguna forma: porque todo es libertad.
La imagen que describe esta danza de las transformaciones es el canto del pájaro, una más entre tantas formas que pierden la forma. Escucha conmigo: esa calandria viene a cantar la mañana, no a ponerle nombre.
¿Tú crees que la calandria canta? Claro que no. Es la libertad.




La libertad, plenitud del vacío, palpita en tu corazón cuando descubres que aquí no está en ninguna parte y que tú encuentras tu hogar en cada célula del infinito.

-------------------------------------------------------------


Extraído de "El Amor es Todo Lo Que Hay", de Furia del Lago - Editorial Ananda


-------------------------------------------------------------------------------------



(Foto: desde hace dos días está nevando en Sierra de la Ventana, provincia de Buenos Aires)


6 comentarios:

  1. Querida Furia,
    siempre hay una expresión en tus entradas que hace "touché" en el corazón. Esta vez ha sido "libertad disfrazada de humana".
    Gracias por este despliegue tan multifacético del conocimiento. Je, y por compartir esa frescura del paisaje nevado cuando por estas latitudes nos cocemos a fuego lento bajo cuarenta grados.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. La libertad plenitud del vació, como vos decís; Que perdemos por el miedo.
    Seguro que se disfraza de inmensidad también.
    Muy bueno Furia besotes para vos

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu visita José Manuel, que también forma parte de este conocimiento que se despliega y que en el mundo fenoménico adquiere distintas formas humanas.

    ResponderEliminar
  4. Sí, Nanako, la plenitud del vacío nos libera del miedo. Un besoto.

    ResponderEliminar