lunes, 27 de septiembre de 2010

Más Allá de Sí Mismo




Mientras va por el camino, el silencio ve pasar toda clase de ideas: autos, nubes, gente, árboles, casas, vacas, postes de luz, puentes, “vendo miel”, kilómetro 34, pinos, tractor, girasoles, vivero…
Para el silencio, todas esas ideas son burbujas de jabón que estallan apenas aparecen.
El silencio se dedica por completo a simplemente ser.




De igual manera, el niño va de viaje por el escenario de la existencia y dice: “Yo soy”. Camino más adelante, cuando crece y ya es anciano, también dice: “Yo soy”. Sigue siendo ese ser, al que, por más que lo llamemos “yo” no podemos definir.
Los conocimientos van y vienen, pero el ser permanece.



El ser humano anda con una cortadora de césped conceptual en medio de la selva infinita del ser.




El infinito siempre va más allá de sí mismo. ¿Cómo lo sé? Yo no sé nada. Sólo estoy leyendo lo que escribe el infinito.

***************************************************


Extraído del libro "Simplemente Ser", de Furia del Lago - Editorial Ananda

13 comentarios:

  1. Hola F.D.Lago.

    "El ser humano anda con una cortadora de césped conceptual en medio de la selva infinita del ser."

    Anda amputando su propia naturaleza alejandose cada vez mas de si mismo.

    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  2. Soy luna, soy sol, soy tierra...soy infinito. Gracias Furia, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La Conciencia inconsciente de si misma, hasta que empieza a serlo y entonces...
    "Solo estoy leyendo lo que escribe el infinito..."

    un cariñoso saludo paisana

    ResponderEliminar
  4. Hola furia:

    Dejemos de correr por esa selva infinita que igual lo divino esta esperando del otro lado.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya sentencia final! "Yo no sé nada. Sólo estoy leyendo lo que escribe el infinito". Creo que no se puede expresar mejor la tremenda paradoja de lo absoluto expresándose a través de las formas. Genial.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  6. Lo absoluto expresándose a través de las formas. Lo no manifestado fluyendo por lo manifestado.

    Gracias por el texto Furia... y por la foto.

    ResponderEliminar
  7. Me has hecho pensar, Peregrina, en este caprichoso mamífero vestido, que trata de alejarse de sí mismo y luego dice que sufre. Pues, claro. Si es imposible dejar de ser lo que eres, ¿no te parece?

    ResponderEliminar
  8. Sí, eres lo que Es, Queoquina. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Es sólo una pompa de jabón que se ensancha al máximo y dice: “en cualquier momento, descubro quién soy”. Saludos, paisano Santosham.

    ResponderEliminar
  10. Aquietarse en el Ser. Eso mismo, Nanako. Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Sí, claro, José Manuel. El infinito está leyendo la danza que danzamos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Tal cual, Gorka. Lo absoluto no se puede describir, pero toda descripción surge de lo absoluto.

    ResponderEliminar