sábado, 22 de mayo de 2010

La Vida sin Dueño








La vida es la fuente que da vida.


Ese don de darse, el rostro de la vida, se manifiesta en la vida misma.


La vida es la fuente y es el agua de la fuente.


La fuente no guarda nada para sí, lo entrega todo.


Esto es el amor: el darse por entero. Y es lo mismo que llamamos “vida”.


Ahora mismo, aquí, la fuente está irradiando. La vida visible es la vida invisible.


La semilla recibe y recibe, acumula y acumula, pero no da. Si se siembra en tierra fértil, germinará y de ella brotará el árbol de la vida. Pero, para que germine, la semilla debe morir.


El don de darse, esa fuerza total del amor, puede germinar en una persona, pero para ello la semilla del ego tendrá que romper su cascarón y brotar hacia la vida sin límites.

Amar es quedarse sin “vida propia” (el sueño del ego), para fusionarse en la vida sin dueño (la libertad).

La vida es dar la vida. Y esta irradiación que se da por entero es libertad, porque la vida no se adueña de nada y, así, nada se adueña de ella.




Esto es el amor: dar libertad, ser libertad, darse por entero.




-----------------------------------------------------------



Extraído del libro "El Amor es Todo lo que Hay", de Furia del Lago - Editorial Ananda

26 comentarios:

  1. dar libertad, ser libertad, darse por entero.

    para qué decir más?


    Sólo el amor es clarividente

    Gracias Furia, felices sueños

    ResponderEliminar
  2. Quedarse "en pelotas"!...

    Qué grandísima libertad!... Sin necesidad de salvaguardar nada...

    Sin "nadie" que sienta miedo de vivir...

    Tan sólo dar vida, recibir vida... ser vida!

    Genial como siempre, queridísima Furia!
    Un beso grande grande!

    ResponderEliminar
  3. Dios es Vida.
    La Vida es Dios en movimiento.

    Precioso texto. Gracias querida Furia.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso!, es un canto a la vida, cantada por ella misma.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Realmente inspirador. Es vibrante y gozoso leerlo; y muy elevador. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Es tan evidente que conmueve. Aquí mismo lo estamos viendo. Este darse de la vida que nos traspasa. Coincido con Arianna: el amor es clarividente. Las excusas del ego están demás.
    Un beso para ti, Furia.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hola Furia: En mi blog te dejo un comentario. Pero aparte quiero decirte que el tema es inquietante, aparece sincrónicamente por todos los blogs que últimamente estoy visitando.
    Qué misterio.
    Chau, chau!

    ResponderEliminar
  9. Da gusto ver estas certeras apreciaciones sobre la vida, la libertad, el amor... esos conceptos que a la luz de estos textos vuelven a recobrar y resonar por dentro plenos de "vida".
    Gracias, Furia, un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Que bello texto Furia.
    Solo siendo generosos podemos sentirnos libres y felices.
    Dar, dar, dar ...
    UN amoroso abrazo para ti!

    ResponderEliminar
  11. lo mejor de una vida sin dueño es:


    justo, justo, justo eso....SIN DUEÑO

    (mejor con un alfajor de maicena)

    ResponderEliminar
  12. Clarividente, el amor llena la vida de vida. Un beso, Arianna.

    ResponderEliminar
  13. Dar vida y recibir vida. Esto es vida, Joy. Un besote.

    ResponderEliminar
  14. Hola, Guillem. Lo dices con todo el sentimiento: Dios es Vida. Y me llega. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Zanara, por ser tú también un canto a la vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Qué bueno que podamos compartir este gozo, Toni. Gracias a ti, por tu visita.

    ResponderEliminar
  17. Así es, Luciana. Hay que llegar a ese lugar donde las excusas del ego están demás. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola, Neytiri. He leído en tu blog ese poema hermoso de David H. Lawrence. Ya ves, el misterio nos gobierna. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Tú siempre así, pleno de vida, José Manuel. Y lo demás, a quién le importa, son condimentos que le dan un sabor particular a esta sutil ambrosía, la vida misma. Da gusto, hombre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Dar, dar y dar, Sina, hasta que nada quede de uno mismo. Un abrazo amoroso para ti.

    ResponderEliminar
  21. Hola, Santosham. Hace poco una amiga mía me ha traído, desde los pagos del Uritorco, una caja de alfajores de maicena con dulce de leche. Qué buen momento para celebrar. A tu salud.

    ResponderEliminar
  22. a no..... eso no vale...
    y lo peor de todo alfaaaajore de dulceleeeeche

    que aproveche paisana!!!!!

    ResponderEliminar
  23. Furia, hermosa manera de expresar que es la vida. "Amar es quedarse sin vida propia", aprender esto es estar le pegando duro al ego para que florezca finalmente todo lo que expresas de la vida, gracias furia por esta entrada y por tu visita un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Hola furia:

    Cuando la vida es un regalo se vive sin prisa se puede ser libre es amor que debería darse.
    un besote

    ResponderEliminar
  25. Quedarse sin exigirle a la vida ninguna cosa. Así es, Queoquina. Simplemente, ser naturales. No seguir la modalidad de la época, sino a la voz del corazón. Gracias por tu visita, un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Sí, Nanako. La vida como un regalo. Un besote.

    ResponderEliminar