miércoles, 4 de agosto de 2010

Una ilusión


Hay un personaje que siempre está yendo hacia otra parte. Cuando se rompe la continuidad de ese personaje, descubres que estás aquí, que nunca fuiste a ninguna parte. Esa ruptura de continuidad acontece de vez en cuando, quizá de manera fortuita, o porque andas buscando algo nuevo, pero siempre porque ocurre algo inesperado. El personaje que continuamente está yendo a otra parte sólo espera eso: irse a otra parte. Es una ilusión y quiere seguir siendo una ilusión. No tolera estar aquí, no soporta el ahora desnudo y límpido. Pero el poeta se asombra con el misterio, no le teme. En eso consiste vivir en estado de poesía, en amar el misterio en lugar de tenerle miedo.
Vita Preziosa

------------------------------------------------------------------------------------
Extraído del libro "La Danza de la Vida", de Vita Preziosa - Editorial Ananda

15 comentarios:

  1. Este párrafo de Vita Preziosa es sumamente extraño y por eso lo escogí para la actual entrada. Ella nos habla de vivir “en estado de poesía” y eso, para muchos, parece que fuera un asunto especial, algo sublime a lo cual se dedican personas preparadas para ello, o acaso ganadas por la inspiración. Pero no, en realidad está diciendo lo mismo que dicen los maestros de meditación. “El poeta se asombra con el misterio, no le teme”. Quienes viven en el rebaño están en ese lugar, apiñados en manadas, porque son devotos de lo conocido y porque tienen miedo a perder lo conocido. Vivir el misterio, despojarse de lo conocido, meditar, son ese estado de poesía en el que se puede morar con sólo aceptar que la vida no es un problema sino un milagro que no podemos manipular.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Vivir en estado de poesia, seria como vivir plenamente sin temerle a ese estado....?¿
    Y poder vivir sinedo sin ser??, el texto me gusto y me hizo pensar mucho!

    Un lindo abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Querida Furia, texto tan extraño y tan verdadero por que es en sí la naturaleza del ser quién vive en una continua poesía de amor expandida, muchas gracias por este bello texto, recibe un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Si, aceptar y reconocer que es un milagro

    ahí se alcanza el estado de bienestar y la alegria que nace de la verdad

    Gracias Furia, que sea feliz noche, la mia presiento que no va a ser así , al menos tengo la suerte de poder refugiarme aqui

    ResponderEliminar
  6. Verdaderamente, el miedo nos arrebata la poesía. Por eso es tan difícil vivir en el mundo sin poesía, para mí es el "infierno".
    Gracias Furia.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Furia. Dice Abelardo Castillo: “La poesía apenas tiene que ver con la literatura: no es una manera de escribir, es más bien un modo de vivir, de percibir el mundo”.
    Un abrazo…

    ResponderEliminar
  8. Hola, Irie. Tenemos miedo de salirnos del personaje que cada cual instituye. Ese personaje, al que llamamos “yo”, es la suma de lo conocido en mí. Lo que hace mi “yo” es mantenerme dentro de lo conocido. Te doy un ejemplo: en la Argentina hay un refrán que dice: “Te conozco como si te hubiera parido”. Y bien, vos tenés un hijo pequeño. Le has puesto nombre, lo alimentas, lo cuidas. Pero si lo mirás despojada de todo yo, te acomete de inmediato esta certeza: es un misterio. El hecho de ser madre, de dar vida, es un misterio. Y tu hijo mismo es misterio puro. Siempre lo será.
    Hay madres que refuerzan en su hijo determinadas características, las dan por consabidas, las consolidan y hasta que no se vuelvan tangibles, no están tranquilas. De tal modo, terminan por decir: “Mi hijo es así y asá”. Pero eso significa volverlo rígido, sólido, extremadamente limitado. En realidad, un hijo (igual que cualquiera de nosotros), es una persona sin límites, creatividad pura, éxtasis infinito, vida desbordante.
    Ya ves, no es tan complejo. Sencillamente, es más cómodo vivir en lo conocido. Pero si una persona decide poner un pie en lo desconocido, en este misterio apasionante que es la vida misma (no “mi” vida ni la “tuya”, sino la vida misma), entonces descubre que hay un estado de misterio permanente, aquí y ahora, sin cesar. Como dice Tony Parsons: “Está a nuestra disposición en todo momento”. Eso sería vivir “sin ser” eso que cada uno se imagina que es. Sin yo.
    En este caso, Vita lo llama “estado de poesía”. En fin, las palabras son lo de menos. Está a nuestra disposición.
    Un abrazo, querida …

    ResponderEliminar
  9. Gracia plena para ti, querida Peregrina. Me alegra que me hayas visitado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Sí, Queoquina. Qué bien lo has dicho: la naturaleza del ser vive en una continua poesía de amor expandida. Ahí está el misterio: la vida se da por completo y sigue siendo vida, es una continua vida o una continua poesía, como tú dices. Tu comentario nutre porque surge de un conocimiento vital, como el tuyo. Gracias por compartirlo. Un abrazo enorme para ti.

    ResponderEliminar
  11. Y bien, Arianna. El milagro de la vida diluye los deseos personales. Así, podemos vivir despiertos en medio de las tribulaciones del mundo, del mercado y de la ilusión. Un fuerte abrazo,querida.

    ResponderEliminar
  12. Es verdad, Neytiri. El miedo nos arrebata la poesía, que es el amor de la vida por la vida. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  13. Ah, qué bueno, Luciana. La poesía como un modo de vivir. O un camino con corazón, según el famoso dicho del Nagual Juan Matus. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias me encanto tu respuesta!!!

    ResponderEliminar