lunes, 19 de abril de 2010

De nadie a nadie



Mira, todo es increíblemente simple. No hay nadie aquí. Esta afirmación no es una figura retórica. Estoy diciéndote de veras que no hay nadie aquí, que no hay ninguna persona hablándote, ningún individuo. Me miras y piensas que hay una persona aquí hablándote, intentando decirte algo. Te aseguro que no es así. Mírame. Si no fuera por la conciencia que fluye por este cuerpo, ¿qué es lo que habría aquí? ¿Qué es lo que sería este cuerpo si no habitara en él la Conciencia? ¡Sería un cadáver, por supuesto!

David Carse (Perfecta Brillante Quietud)




¿Crees que yo realmente estoy hablando?
Esto que aquí se dice, nada más
es un viento que viene galopando
sin fin y sin principio, sin detrás


y sin delante. Nada que se entienda
puede asirse del viento que da vida.
Nada que aquí se enseñe ni se aprenda
puede pararse a ver por qué avenida


viene o se va. La vida es el misterio
de la vida: silencio de quien nombra,
dinámica del gesto, magisterio


de ver el sol cuando se ve la sombra
y en toda compañía soledad
que nunca reconoce dualidad.


Vita Preziosa

(Para Zanara)


-------------------------------------------------------------------------------------------
Ilustración: Shigeo Fukuda

19 comentarios:

  1. Conciencia y vida son términos sinónimos, presencia significa conciencia, creo ,
    aunque no necesitemos entender las cosas antes de poder estar presentes

    Me gustó : La vida es el misterio
    de la vida, como bien dices, tambien , en toda compañía soledad....
    reflexiva entrada que te lleva al pensamiento profundo

    Recibe un cálido abrazo querdia Furia

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga por todo, por el párrafo de Carse, el poema de Vita, y por encima de esto por la comprensión que aportas cada día, la lucidez que nos brindas, es lo más importante, aunque solo en el sueño ;) pues doy gracias a ese viento que cruza el océano, de nadie a nadie ...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola Furia,
    ¡Menudo soneto! Uf, Si ya es difícil expresar estas cosas en prosa, revestirlas de belleza...
    De nadie a nadie, ese es el aparente misterio que cuando se deja traslucir es tan descansado.
    Gracias por hacerlo todo tan bello.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Creo que Carse pone aquí el dedo índice sobre lo más difícil de aceptar en esta vida: que somos nada (o nadie). La mayor parte de la gente pasa por el mundo con pena y con gloria, pero siempre mirando para otra parte, como si estuvieran seguros de lo que hacen. No dudan: si quieren juntar rupias se dedican a eso, si quieren trabajar o no trabajar lo hacen con ahínco, si quieren ser famosos también. Por supuesto, los resultados no están garantizados para nadie y, a la larga, ya sabemos cómo terminan.
    En cuanto al poema de la Preziosa, tampoco hace concesiones. Los dos versos finales son estremecedores: eso que llamamos no-dualidad es sencillamente, en lenguaje castizo, la soledad.
    Es lo que es.
    Por mi parte, quiero saber qué es eso. Carse dice que en este cuerpo está habitando la Conciencia. Perfecto. Eso significa que soy Conciencia y que el cuerpo es nada más que una cáscara descartable. Y esto es muy distinto de todo lo que me quieren hacer creer las costumbres y las convenciones.
    Pero las costumbres y las convenciones, y la televisión y los diarios, a toda costa me quieren hacer creer otra cosa. ¿A quién debería creerle? ¿Por qué no investigar por mí misma?
    Aprecio que aportes estos sacudones o llamados de atención, como se llamen. Gracias, Furia. Un abrazo...

    ResponderEliminar
  5. Leer esta página es como mirarse al espejo, pero sin espejo, y sin nadie a quién mirar. Ese sabor a olvido que tiene el recordarse le quita el gusto a todo y a nada se lo da. El punto de vista cambia en el instante que vuelve al único que hay. Y así, entre lo que se va y vuelve, el juego eterno muere en el instante mismo que vuelve a comenzar.

    ResponderEliminar
  6. Gracias mi Querida Furia por la gran claridad de tus escritos, por tu gran don de despojarnos de conceptos ante la comprensión de lo que realmente somos y por la luz reveladora que enciendes cuando te leemos.

    Un abrazo cariñoso mi querida Furia
    De nadie a nadie!

    ResponderEliminar
  7. Vivimos un sueño y como sueño es irreal e intemporal, nacido de la nada, pero somos algo más, somos el Ser unido a Todo ...
    Gracias querida Furia, tus escritos me hacen pensar mucho...
    Un amoroso abrazo, con frangancia de almizcle ;)

    ResponderEliminar
  8. Hola, Arianna. Un científico famoso, Alfred Whitehead, dijo alguna vez: “Alguien está haciendo algo, pero no sabemos qué”. Es la espina clavada en el científico, ellos quieren saber. En cambio, la persona simple (como dice Carse) se atiene al misterio.
    Gracias por tu visita…

    ResponderEliminar
  9. Sí, sí, Zanara, el sueño es la materia prima de este mundo en el que estamos y, por supuesto, de nosotros mismos. La gente cree que vivimos en el Planeta Tierra. Es una mera convención, por supuesto, que han divulgado los geógrafos y que impuso la costumbre. En realidad, vivimos en el Planeta Sueño.
    Esto que llamamos “La vida orgánica sobre la Tierra” es un sueño. Pero hay algunos bichitos que se dan cuenta de ello. Viven en el sueño y dentro de él pueden decir: “Esto es un sueño”.
    Lo más difícil de todo es admitir que “yo soy un sueño” (y un bichito). En esto, las enseñanzas advaita son tremendamente despojadas. No hacen concesiones.
    Descubrir que esto es un sueño no causa ningún sufrimiento. Por el contrario, lo elimina.
    Supongamos que “alguien” la está pasando mal, su vida está llena de problemas: hay enfermedades, familia, vecinos, cuesta mucho trabajar, en fin, lo que sea… De pronto, aparece alguien y le dice: “Mire, usted cree que es alguien, pero no es así. Usted es nada más que un sueño”. De pronto esa persona despierta y se ve sentada en su cama. Todo ha sido un sueño. ¿Qué hará? ¿Volver al sueño y decirle a los personajes de aquel mundo: “miren, todo es nada más que un sueño”?
    De chica, yo tenía pesadillas. En medio del vendaval de aquellos malos sueños, aparecía mi madre, me abrazaba y me preguntaba qué estaba pasando. Entonces, yo me veía en sus brazos y me daba cuenta: era sólo un sueño.
    En fin, como dice Carse, todo es muy simple. Eso sí. Pero lo simple no es tan fácil de asumir, algunas veces. En eso estamos. Un abrazo, amiga querida.

    ResponderEliminar
  10. Hola, José Manuel. El misterio se deja traslucir y luce descansado, como tú dices, y ahí te descubres como misterio tú mismo.
    La poesía surge de sentimientos y conceptos que rompen con los conceptos. Pero los poetas profundos son escasos. Mira tú que Lao Tzu escribía las 81 estrofas del Tao Te King en verso. Kabir, Hafiz o Rumi han intentado darnos una vislumbre del misterio y eligieron los versos, precisamente para sacarnos de la casa de juegos de la costumbre. Aquí te regalo un haikú de Dionisio Mayor:

    Estaba escrito
    que este haikú leerías
    ahora mismo.

    Ya que estamos de paso por aquí, por lo menos podemos hacernos algún regalo. Ah, también me ha gustado el regalo que has traído: tu visita. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Luciana. Te leo y te releo. No queda mucho por decir, pienso. Eso sí, tu curiosidad parece invencible. ¿Por qué no investigar por mí misma?, te preguntas. Ja. “Te tragarás tus palabras”, le decía Don Juan a Castaneda. Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Anónimo.
    Poesía pura.
    Si todo está vacío, todo está lleno.

    ResponderEliminar
  13. lo mejor de todo esto es que no "hay nadie" que escribe este post, y obvio que nadie hay que lo comenta.
    "Si no fuera por la Conciencia que fluye por este cuerpo" ¿quién asegura que ESO es?

    ¿no era que no había nadie para "experienciar" nada???
    ¿o me hice un lío, o "alguien" se hizo un lío?

    ¿no ---si???

    ResponderEliminar
  14. Hola, Maribel. De nadie a nadie, un secreto: no estamos separados. O somos un abrazo, como quieras.

    ResponderEliminar
  15. Qué bueno, Sina. Somos el sueño y el despertar y todo es uno sin dos. Así que tu abrazo de fragancia de almizcle es el mismo abrazo que te doy.

    ResponderEliminar
  16. Hola, Santosham. Yo también me hago esas mismas preguntas, pero cuando no soy yo encuentro las respuestas. Probemos juntos, a ver qué nos sale.
    ¿Quién asegura que la conciencia es, Santosham? La conciencia misma. ¿Qué es lo que puedes tú decir? “Yo soy”. Pero decir: yo soy alguien, eso pertenece al sueño. (Lo que muestra Carse es eso). Tampoco corresponde decir: yo soy nadie, porque está visto que no. Al decir nadie, Carse se está refiriendo a lo personal: no eres persona.
    La conciencia absoluta se divide a sí misma en conciencia personal (todo) y conciencia impersonal (nada). Así aparece el mundo de los opuestos (yang y yin), pero el Absoluto (Tao) no tiene opuesto, es todo y es nada al mismo tiempo.
    Lo personal no puede experimentar lo impersonal: la flauta no sabe música; el que hace música es el músico. El corazón (personal) ignora de dónde viene el latido (impersonal).
    Tú y yo estamos dialogando ahora. ¿Cómo puede ser, si estamos a miles de kilómetros de distancia? En realidad, somos nada más que un instrumento. La persona, internet, el idioma castellano, todo esto es instrumento para que la conciencia dialogue con la conciencia.
    Y así hasta el infinito. Pero yo (alguien) no puedo explicarte nada. El silencio te lo explica todo. Eso sí: tú no puedes quedarte en silencio. Sólo el silencio puede quedar en silencio.

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias, Furia, por el haikú. Ciertamente refuerza la fe intuitiva e inquebrantable de que el mismo Ser, ese Uno sin segundo, se expresa misteriosa y simultaneamente a través de "todos nosotros".
    Por cierto, y tu directriz "sólo el silencio puede quedar en silencio", que tengo escrito y pegado en el panel de corcho y leo cada día, me reconecta con él haciendo que el incesante ruido de la mente pasa totalmente desapercibido. ¡Qué delicia!. De nuevo gracias.
    Un abrazo amiga!

    ResponderEliminar
  18. Hola, José Manuel. El espíritu tiene caminos misteriosos para llegar a mostrarse a través de nosotros. Gracias, amigo.

    ResponderEliminar
  19. profunda respuesta para una pregunta absurda...

    gracias igual

    Santosham (desde el sueño)

    ResponderEliminar